Hoy en día, los procesos, los mercados y los modelos comerciales están cambiando muy rápidamente, lo que significa que ya no puede prescindir de una estrategia sostenible.

La transformación digital está en boca de todos y presenta a las empresas desafíos fundamentales. Sin embargo, cuando se les pregunta, todos entienden que el término digitalización significa algo diferente.

Preguntas frecuentes en este contexto:

  • ¿Son nuestros procesos digitales posibles?
  • ¿Quizás incluso tengamos que cambiar nuestro modelo de negocio?
  • ¿Qué grado de automatización es posible, qué nivel de automatización o digitalización realmente queremos?
  • ¿En qué procesos tenemos que destacarnos de nuestros competidores ahora o en el futuro?

En el futuro tendremos que hacernos todas estas y otras preguntas a intervalos cada vez más cortos. Los métodos ágiles ayudan aquí, pero quedan ciertos principios.

Uno continuará trabajando a lo largo de un proceso. Si analiza los procesos hoy, la información está disponible en diferentes formatos o debe crearse en diferentes formatos durante el proceso. Por un lado, se trata de datos estructurados, como los datos de la aplicación, por otro lado, sin embargo, información en papel o documentos en formato electrónico. Para automatizar digitalmente un proceso, creemos que requiere una digitalización temprana de los datos de entrada. La experiencia ha demostrado que cuanto antes se pueda acceder a los datos digitales, mayor será la duración del proceso y el efecto de optimización se puede aumentar significativamente. Se mejora un manejo eficiente de los llamados procesos de extremo a extremo al aumentar la cantidad de datos digitalizados.

Contrariamente a la opinión generalizada de que la información debe almacenarse y recuperarse centralmente, la realidad muestra que esto no es cierto en absoluto. Hace mucho que las empresas dejaron de seguir el camino del almacenamiento centralizado de datos. Las soluciones y aplicaciones en la nube están de moda porque pueden implementarse rápidamente y sin un gran esfuerzo.

Mantener datos en diferentes soportes de datos (sistemas de archivos, soluciones en la nube, sistema DMS, aplicaciones) conlleva el peligro de que se almacenen varias veces y no se puedan sincronizar en tiempo real. Aquí, también, el proceso juega un papel central.

¿Por qué es importante una estrategia en esta área?

La experiencia muestra que las empresas con una estrategia clara en el área de los Sistemas de Gestión de Contenido tienen un mejor desempeño a mediano y largo plazo sin tener que limitarse. La orientación estratégica y la definición de conceptos básicos y plataformas simplifican los pasos futuros al permitir que la implementación flexible y ágil se atienda directamente a través de los procesos y no tener que verificar continuamente los requisitos tecnológicos.

Nos hemos centrado en el área de SAP y Enterprise Content Management durante años y estamos observando de cerca las tendencias actuales en el mercado. Nuestra curiosidad, la cooperación con los clientes, nuestros jóvenes empleados y las universidades nos mantienen alerta, pero también nos permiten encontrar soluciones innovadoras una y otra vez. Esta combinación de experiencia básica e innovación permite soluciones creativas y usted, el cliente, se beneficia de esto.

Involúcrenos ya en cuestiones estratégicas o en la concepción. Se dará cuenta rápidamente de que podemos aportarle un valor añadido muy grande y rápido.

Sus ventajas de un vistazo

Consultores que se centran en usted como cliente y sus requisitos.

Muchos años de experiencia en optimización de procesos y SAP

Amplia experiencia en ECM (OpenText y otros)

Enfoque estructurado

Innovador pero realista

Christian Bläuenstein

Christian BläuensteinContácteme para obtener ideas e inspiración en el camino hacia nuevos campos de negocios digitales:

+41 79 222 46 18
christian.blaeuenstein@dataworld.com